6 pasos para iniciar un negocio

¿Pensando en emprender tu propio negocio?

 

Paso 1: Estudia tu mercado

Antes de empezar un negocio debes conocer muy bien cuál es la oferta que existe de productos o servicios que sean parecidos a los que deseas ofrecer. Para ello, debes ir a visitar los negocios de tu futura competencia, observar y hacer muchas preguntas a los dueños, al personal y a los clientes. Toma nota de los horarios de atención, los precios y la presentación de sus servicios o productos. Hay que saber copiar lo bueno y sacar ventaja de lo malo. En los negocios, copiar para mejorar no es malo. Es más, se le conoce como benchmarking.

 

Paso 2: Define bien tu cliente

Para que tu negocio tenga posibilidades de éxito, conoce bien a tus clientes como si fueran la palma de tu mano. Debes saber bien el género de tu público objetivo, edad, ingresos, gustos, necesidades y frecuencia de compra. Sin embargo, una vez que tu negocio esté caminando, puedes descubrir mucha información sobre tus clientes que te será de utilidad para mantenerlos satisfechos, así como para saber qué nuevos productos y servicios puedes venderles.

 

Paso 3: Desarrolla un concepto de marca

Piensa cuál debe ser la identidad de tu marca, es decir, lo que distinguirá a tu producto o negocio del resto de productos similares que hay en el mercado. Además, debes recordar que existe una diferencia entre lo que lo que uno vende y lo que la gente compra: Uno puede vender zapatos y la gente, al adquirirlos, desea comprar estatus o comodidad. Por ello, en tu negocio debes tener claro qué ilusión satisfacer en tus clientes para saber cómo podrás complacerlos. Cuando ya tienes clara la identidad de tu marca, piensa entonces en el nombre que le darás. Debes elegirlo con atención, ya que los consumidores establecen una relación emocional con las marcas y el nombre de las mismas contribuye o no con ello. Recuerda que tu razón social no es tu marca. Luego debes buscar un logotipo para la marca que sea de fácil recordación para tus clientes, tanto fonéticamente, como de manera visual.

 

Paso 4: Evalúa bien tus opciones antes de abrir un local

Con el avance de la tecnología, muchos negocios optan por no abrir locales comerciales ni oficinas. Analiza todos los costos que podrías ahorrar si, por ejemplo, ofreces tus servicios por internet o empleas las redes sociales para vender productos. Analiza, además, que tampoco necesitas una oficina fija. Cada vez hay más “oficinas compartidas” donde, por un pago pequeño, puedes tener tu propio cubículo y espacios comunes compartidos con otros emprendedores como tú.

 

Paso 5: Escoge bien a tus colaboradores

Cuando un negocio empieza, debes contar con el personal mínimo. Recuerda que una de las razones por las que más negocios quiebran es porque no pueden solventar los gastos fijos. Debes buscar personas que tengan las habilidades acordes a las tareas que cumplirán pero, más que solo aptitud, debes buscar que tengan ganas de aprender y compartan el espíritu del negocio (actitud). Posteriormente, debes preocuparte por mantener tu personal motivado y volverlo fiel al negocio: Un buen clima laboral contribuye significativamente al éxito.

 

Paso 6: Marketing austero

Nadie duda de la fuerza persuasiva del marketing. Y es que cuanto más esté tu negocio en la mente de la gente, más clientes tendrá. Por ello son bienvenidos todos los mecanismos promocionales cuando sean costo-eficientes. Emplear el marketing digital puede ser una excelente alternativa para un negocio que recién comienza. Pero, si bien todo lo mencionado es muy útil, lo cierto es que la mejor publicidad es la que realizarán de boca en boca los clientes satisfechos. Recuérdalo bien: Lo que digan tus clientes de ti es más importante que cualquier slogan. Al final de cuentas, tu nuevo jefe será el cliente.