5 consejos de seguridad para mujeres emprendedoras

El Día de la Mujer conmemora su lucha por participar, de forma igualitaria, en la sociedad y en tener la libertad para desarrollarse como persona. En esa línea, muchas han decidido que parte de su proyecto de vida es emprender un negocio propio, más aun si consideramos que el Ministerio de la Producción estimó que, durante el 2018, el número de micro y pequeñas empresas (mypes) lideradas por mujeres en Perú se aproximaba a los 1.3 millones.

Para impulsar a todas aquellas que están embarcadas en hacer realidad este proyecto, el ABC del Seguro de Pacífico Seguros brinda 5 consejos (que son igual de útiles para los emprendedores hombres):

Define tu presupuesto: Al planear tu negocio, debes considerar cuánto será lo que vas a destinar a implementar el local, a la planilla de pago y la mercadería. Asimismo, también los gastos de luz, agua y demás servicios. Otro punto a considerar es el seguro, el cual debes elegir considerando cuánto puedes pagar y tu necesidad de cobertura (artículos, equipos, materia prima, mercadería y otros objetos que están dentro del negocio y que son necesarios para que este funcione).

Instalaciones seguras: La gran mayoría de accidentes puede evitarse. Revisa constantemente cada conexión eléctrica para prevenir cortos circuito o incendios. Además, controla las fugas de agua, gas y evita maniobras que pongan en riesgo la seguridad de tu negocio y la de tus clientes.

Cumple con los protocolos de seguridad: Estos no son una pérdida de tiempo y dinero; cumplirlos puede evitar muchas tragedias. Según el rubro de tu negocio y los requerimientos de cada municipio, debes contar con extintores, señalización para evacuación, y si es posible, instalar cámaras de seguridad y detectores de incendios.

Refuerza la seguridad de tu local: Evita que tu local sea víctima de los delincuentes reforzando ventanas y cerraduras en los accesos. Además, coordina con tu personal sobre qué hacer si se presenta una situación de este tipo. Ten a la mano los números de teléfono de emergencia, policía, serenazgo, bomberos, el seguro, etc.

Analiza bien los riesgos de tu negocio: De acuerdo a las características de tu actividad analiza qué necesidades de protección tienes, y a qué peligros potenciales están expuestos tus colaboradores, bienes, instalaciones, equipos de trabajo y clientes. También considera riesgos naturales, como terremotos, lluvias, entre otros y de acuerdo a esto escoge un seguro que protegerá a tus trabajadores, clientes y a tu negocio ante cualquier suceso.

Tener un negocio muchas veces puede demorar casi una vida en concretarse y es resultado de un trabajo constante. Esas son razones más que suficientes para cuidar de tu empresa por todos los frentes.